02 Mar

El arte, una de las mejores opciones para decorar el hogar

A las puertas de Navidad muchas son las ideas que rondan en la cabeza para llevar a cabo esa dura tarea de encontrar el regalo adecuado. Éste es el caso más positivo, cuando existen, pero cuando desaparecen la labor se complica.

Pues bien, Feriarte, además de ser el punto de encuentro nacional para aquellos amantes de lo antiguo, o los profesionales de este sector, se presenta también como un buen lugar para encontrar el objeto perfecto para cualquier persona y cualquier ocasión.

Y qué mejor que regalar algo para el hogar sin tener que pensar en electrodomésticos o utensilios, que más que un regalo pueden resultar una carga.

Quizá lo mejor sea regalar herramientas baratas para que cada uno se haga lo que quiera con su casa ;)

Para ello, Feriarte, que hoy cumple su cuarto día de feria, es desde hace muchos años una de las citas imprescindibles del otoño de Madrid.

Y es que, junto con su elevado componente cultural, este certamen cada temporada obsequia a sus visitantes con el privilegio de comprobar, de primera mano, el resultado de fusionar con éxito las tendencias decorativas contemporáneas con los gustos vintage del momento.

herramientas baratas

Cierta sofisticación y la elección de formas suaves en muebles y objetos de decoración son las propuestas decorativas que conforman el estilo denominado clásico contemporáneo, actualmente en plena vigencia, y donde las antigüedades tienen un especial protagonismo.

Sus espacios, además de buscar intencionadamente que se note el paso del tiempo, invitan a vivir pasado y presente, y a lograr decoraciones ricas, a través de estudiados contrastes.

Para lograr casas acordes con estas tendencias, se precisan horas de búsqueda por ferias de antigüedades, artesanos y tiendas de diseño. Un largo recorrido por estilos diversos, en el que Feriarte ocupa un lugar preferente, que tiene como resultado una concepción decorativa ecléctica, con fusión de estilos, épocas y culturas.
La ventaja de los objetos del pasado, frente a los de diseño actual, es que nunca acaban de perder su vigencia. Para fortalecer el valor estético de las antigüedades, los decoradores recomiendan introducir ciertos cambios en los ambientes cada cinco años.

Un recorrido por el pasado

En el certamen de este año podemos encontrar, como piezas representativas en mobiliario, una pareja de bibliotecas en caoba, con puertas con cristales gallonados y bronces, época Luis XVI, siglo XVIII, de Ramón Portuondo. Ya en estilo Art Decó destaca una mesa auxiliar de Jules Leleu, Francia, 1925, tallada a partir de raíz de roble, exhibida en Tiempos Modernos.

Además, también hay que hacer mención al estilo que gana puestos con más fuerza, el oriental. Entre los diversos objetos de esta procedencia que pueden verse en la feria destaca en mobiliario una pareja de bibliotecas de médico en madera de olmo, siglo XIX; y una mesa de centro, realizada en madera de olmo, con laca china y concha, siglo XVIIII, ambas de Antigüedades Itálica.

Del mismo modo, son marcada tendencia el arte antiguo africano así como las porcelanas y esculturas de diversos periodos de la cultura china. Buena muestra de este tipo de objetos son la torre de terracota de la Dinastía china Han (206 a. C.-220 d. C.), de Meiping Arte Oriental; la figura de terracota, con restos de policromía de la Dinastía Tang; o la pareja de cabezas en madera y estuco, con restos de policromía, ambas de Antigüedades Itálica.

También resulta de gran valor decorativo una sopera redonda de porcelana blasonada, compañía de Indias, 1750, Kieng Long, realizada para el mercado francés, que puede encontrarse en Jorge Portuondo.